Posteado por: sontushuellaselcamino | 14 octubre, 2018

De Chinchero a Urubamba

8 de Octubre de 2018

Continua nuestro trekking DIY comectando Chinchero y el Valle Sagrado. El camino comienza por una callejuela de piedras que hay justo por debajo del recinto del mercado. Un cartel detalla que iremos por un camino inca hasta la población de Urquillos. Según nos han dicho nos llevara algo menos de dos horas, aunque nos sorprende pues debemos de bajar un desnivel de unos 900 m.

 

img_20181008_083539

Pasamos por debajo de las ruinas de Chinchero y el camino empieza a bajar en paralelo con un riachelo.

Todo el tiempo es bajada por el camino de piedra restaurado. A veces el riachuelo tiene pequeñas cascadas. Es un camino muy agradable y precioso.

Despues de una hora y media llegamos a un mirador espectacular. Al parecer se conoce como el Mirador del Inca. Es un cruce de enormes colinas, en el que comenzamos a ver a nuestra derecha el Valle Sagrado, frente a nosotros hay una enorme colina que parece estar hecha con piezas triangulares y a nuestras espaldas dejamos el hermoso camino que ya hemos recorrido. Las vistas nos dejan maravillados!

img_20181008_093402

img_20181008_093325

img_20181008_093331

A pasar de que los nombres de visitantes en algunas piedras delatan que es una ruta conocida, hemos hecho el camino solos.

Seguimos bajando hasta el Valle, ahora ya no está restaurado el camino de piedra sino que es de tierra. Cogemos a Africa de la mano, pues aunque es un camino cómodo la caída por la ladera es pronunciada.

 

Cambia la vegetación y encontramos numerosas flores y mariposas.

 

Continuamos bajando y por fin parece haber rastro de civilización, pasamos por una zona de eucaliptos con algunos cortados y posteriormente empezamos a ver chacras y gente trabajando.

Pasamos por el pueblo de Urquillos con la intención de buscar alojamiemto. Pero es imposible, sólo hay un par de enormes resorts de lujo.

Hemos tardado unas cinco horas y ya que hemos sido nuestros propios guías y no hay otro lugar a la vista decidimos entrar en el hotel wellness de 5* que hay al final del pueblo. Nos daremos un lujo para comer! Nos sorprende que el precio del alojamiento es más de diez veces lo que pagamos normalmente. Sin embargo, comemos por el precio de un restaurante en España y disfrutamos. Al camarero le ha sorprendido nuestra aventura, y nos invitan a unas limonadas y dejan que Africa se bañe en el jacuzzi del jardin! Es un complejo también enorme, que incluso tiene una iglesia colonial dentro y llamas pastando en el jardín.

 

Nos reincorporamos al camino para seguir en busca de alojamiento en Huayabamba, pero al llegar al pueblo el conductor de una combi turística al que preguntamos nos recomienda ir a Urubamba donde hay más hospedajes y restaurantes, y nos lleva hasta allí.

Así que nuestra excursión acaba en esta ciudad peruana, muy local y llena de vida y comercios. En la que disfrutamos viendo el bullicio del mercado y de la Plaza de Armas.

 

Anuncios
Posteado por: sontushuellaselcamino | 14 octubre, 2018

De Chacán a Chinchero

7 de Octubre de 2018

Siempre que viajamos disfrutamos cuando caminamos varios días seguidos. Hemos ido en grupos organizados, con guía y todo planificado. Pero cómo podemos unirnos a un grupo con una niña de 4 años? llevar un guía para nosotros solos nos saldrá por una fortuna…

Nuestra suerte ha sido que desde Chacán se suceden los caminos rurales y las pistas que van de pueblo en pueblo hasta Chinchero, y desde allí se puede bajar por un camino inca hasta el Valle Sagrado. Subir al cerro de Huaypo nos ha ayudado a desoxidarnos y visualizar el camino a Chinchero.

Así que madrugamos y salimos con una mochila para tres días después de un buen desayuno en casa de Leocadia, donde dejamos el resto del equipaje. Ella nos presta un bastón para ayudarnos a caminar y sobre todo para espantar a los perros. También nos prepara “piqueos y gachas”, o lo que es lo mismo maíz y habas tostados para que nos den energía.

img_20181007_082823

Parece que África empieza el día con ganas de que la llevemos en brazos, así que agradecemos la oferta de un cuñado de Leocadia de acercarnos hasta la parte alta de Chacán. Hemos ahorrado una subida de una hora que ya habíamos recorrido en sentido inverso al bajar del cerro.

img_20181007_085710

Así que nuestra caminata comienza con una agradable bajada entre “chacras” o campos de cultivo. Pasamos por una pequeña aldea y subimos ligeramente hasta una zona donde hay una laguna. Ya vemos Chinchero al fondo y a nuestras espaldas dejamos el cerro de Huaypo.

img_20181007_082856

La última recta parece la más larga! y después de unas cuatro horas y media a ritmo tranquilo y con múltiples paradas llegamos a Chinchero. Justo a tiempo para refugiarnos de una buena granizada.

img_20181007_104931

A pesar de su animado mercado de artesanías del domingo, de los múltiples talleres textiles y de sus espectaculares ruinas, Chinchero es un pueblo para pasar el día y no cuenta con muchos alojamientos ni restaurantes. Quizá su altura tiene algo que ver, ya que con 3.760 m es uno de los puntos turísticos más altos de la región.

Nos hemos alojado en el hostal Mi Piuray, con agua caliente, wifi y desayuno por 70 PEN (unos 18 euros) todo un lujo! y además don José nos ha tratado con suma amabilidad.

Nuestra tarde discurre entre las calles y casas de piedra y adobe de la zona alta de Chinchero, y las ruinas incas al lado de las que se eleva una iglesia colonial. No esperábamos que fuera tan espectacular y tan agradable de visitar, de verdad merece la pena!

img_20181007_154423

img_20181007_155417

img_20181007_155603

img_20181007_171446_burst001_cover

Posteado por: sontushuellaselcamino | 10 octubre, 2018

Botemos

7 de Octubre de 2018

Ya al llegar a Lima pudimos ver que se acercaban las elecciones regionales y locales. Un sinfín de carteles y fachadas pintadas con la cara y los colores de múltiples candidatos y partidos lo anunciaban.

Al preguntar a diferentes personas todos estaban de acuerdo en mencionar lo mismo: corrupción…de qué nos suena?

En la zona rural, nos dicen que el cabeza de familia se alista en un partido en nombre de toda la familia, incluso hijos mayores de edad. Apoyar a un candidato y que este gane supone que su familia tendrá trabajo, ya que al parecer hay pocos puestos de funcionarios y muchos puestos de confianza.

Los partidos no escatiman en medios: apenas queda una fachada sin pintar, banderas en comercios y coches, hasta figuras de un inca que pasean por la ciudad!

img_20181003_153211

Pero sin duda lo que más nos ha llamado la atención son los cierres de campaña. Un gran escenario en la plaza principal a la que todos los vecinos que apoyan a ese partido acuden desde sus aldeas en camionetas o colectivos, comida y bebida gratis mientras se vitorea al candidato que llega como un campeón y actuaciones de grupos locales. Todo un derroche de medios en los que las propuestas son lo de menos, ya que al menos en el cierre en el que pudimos estar no dieron detalles de cómo el pueblo dejaría de tener cortes de agua o cómo Anta sería el nuevo Cusco!

img_20181003_153151

Tuvimos la oportunidad de bajar en la parte de atrás de un camión junto con muchas personas de Chacán y asistir a un mitín del partido Inka Pachacuteq. Para Africa una fiesta y aun corea los eslóganes del Inka!

Posteado por: sontushuellaselcamino | 10 octubre, 2018

Maras: sal y mucho más

4 de Octubre de 2018

Salimos de Chacán en “carro” con Cristian, el hijo de Leocadia, su mujer Anali y sus dos hijas.

En una hora aproximadamente un desvío anuncia el camino a las famosas salineras de Maras. Y tras pagar el ingreso de 10 soles (un regalo comparado con otras atracciones de la zona!) circulamos por una sinuosa y estrecha pista por la que cada día pasan cientos de buses y vehículos turísticos.

Al girar contemplamos la impresionante ladera cubierta por terrazas blancas y ocres de donde se extrae la sal.

Pasamos al lado del manantial por donde brota un agua templada y muy salada que alimenta la explotación de sal.

Años atrás era posible caminar entre las “bañeras” con sal, pero ahora han habilitado un pequeño recorrido por la parte superior que permite contemplar las casi 3.000 “bañeras” de sal que según nos dicen hay. Están hechas con la arcilla del terreno y delimitadas con piedras, y cada una pertenece a una familia de la cercana población de Maras.

img_20181004_114543

Se produce sal de distintas calidades, desde la más oscura para alimentar al ganado a la más refinada que se exporta.

Disfrutamos de la visita en familia y sin prisa, y jugamos un rato en una pequeña area de picnic con hierba. Es un lujo, ya que vemos el contraste con el ritmo frenético de los tours organizados que pasan sin descanso y con apenas tiempo para tomar un par de fotos.

img_20181004_121006

Nos sorprende que sólo hay visitantes y ninguna persona extrayendo la sal…pero al llegar al pueblo de Maras entendemos el porqué. Empezamos a ver a gente con trajes típicos y decidimos parar a ver de qué se trata.

Están celebrando el día de San Francisco de Asís, patrón de Maras, y todo el pueblo está en la plaza disfrutando de las actuaciones de varios grupos folklóricos y comparsas de la zona.

 

 

Hay muy buen ambiente y todo el mundo es muy amable y están contentos de que les fotografiemos. Nos llama la atención porque no siempre es así con tantos visitantes intentando fotografiar a las mujeres con trajes típicos en los mercados.

img_20181004_150934

img_20181004_152935

img_20181004_144128

img_20181004_143850

 

Para acabar el día, celebramos el cumpleaños de Cristian en Chacán comiendo cuy. Es la primera vez que lo probamos y nos ha gustado. Aunque Africa no ha querido probarlo, no le hizo mucha gracia ver a los cuys que había alimentado.

 

 

Posteado por: sontushuellaselcamino | 9 octubre, 2018

Chacán

1 a 6 de Octubre de 2018

Hace unos cuatro años que mi hermano Luis estuvo en Chacán como voluntario de una ONG española que colaboraba con una asociación local.

Por aquel entonces, habían trabajado con la población de esta comunidad agrícola mejorando la salubridad de sus hogares y estaban iniciando un proyecto de turismo vivencial turismo rural comunitario con el fin de empoderar a las mujeres de la asociación y dotarlas de sus propios ingresos.

Y qué es eso del turismo vivencial? Ahora que hemos llegado a Chacán podemos decir que es vivir y compartir. Más allá de lo que los ingleses llaman un home stay, la familia con la que nos alojamos comparte su modo de vida y nos hace sentir parte de la familia. Compartimos tertulias y muy buenos momentos mientras desarrollamos con ellos su día a día: alimentamos a los cuys, cocinamos y comemos juntos, aprendemos (o intentamos!) el arte de hilar la lana y teñirla, celebramos cumpleaños, y hasta les acompañamos a un mitin político!

img_20181002_085615

20181002_091633

img_20181002_151203

img_20181006_171848

Tenemos una habitacion cómoda y limpia, y Leocadia, nuestra anfitriona o compañera (como ella nos llama a nosotros) cocina deliciosos platos locales. Es cierto que no recomendaría la experiencia a todos nuestros amigos, a veces uno necesita unas vacaciones y no quiere renunciar a ninguna comodidad. Pero si de verdad uno quiere viajar y experimentar la vida en una comunidad rural en Perú disfrutará de esta experiencia que nos deja un gran poso y aprendizaje personal.

Además, contamos con los mejores guías y hemos podido visitar ruinas poco conocidas como las de Quillarumiyoc o “la piedra de la luna” traducido del quechua. Sin necesidad de una gran logística disfrutamos de estas ruinas prácticamente solos, y Africa puede correr y  ver también los animales que pastan alrededor.

También hemos ido de pesca a la laguna cercana de Huaypo y hemos subido al cerro del mismo nombre. Esta subida me ha dejado sin respiración por la altitud ( y mi baja forma!) y al llegar a lo más alto las vistas de toda la zona desde la pampa de Anta hasta Chinchero nos han dejado sin palabras!

img_20181005_102552_burst001_cover

img_20181005_100320

img_20181005_121551

img_20181006_110123

img_20181004_165619

Leocadia, Cristian, Nohelia, Anali y toda su familia son ya nuestra familia peruana!

Posteado por: sontushuellaselcamino | 1 octubre, 2018

Cusco, la primera en la frente

27 a 30 de Septiembre de 2018

Llegamos a Cusco en un cómodo vuelo de poco más de una hora…la alternativa por carretera son unas 21 horas!

Decidimos tomárnoslo con calma, ya que la ciudad está a 3.326 metros sobre el nivel del mar. Aplicamos la máxima de “bebe antes de que tengas sed, come antes de que tengas hambre y duerme antes de que tengas sueño”.

Aunque la primera en la frente! uno no sabe cómo va a reaccionar el cuerpo y al día siguiente me levanto con dolor de cabeza y revoltura general. Una mañana en la cama, mucha agua y mate de coca van ayudando a recuperarme del mal de altura.

Cusco es una ciudad de contrastes, muy viva, en la que se mezclan el turismo más exclusivo y el más mochilero, es un punto de encuentro de comercio y transportes. Y toda esta actividad discurre entre calles adoquinadas con nombres impronunciables, casas coloniales, iglesias y ruinas incas. Tiene un encanto que atrapa y nos ha hecho desear volver a pasear por estas calles.

Disfrutamos de sus calles y sus mercados, en los que por menos de dos euros se puede comer o tomar zumos naturales.

Pasamos tiempo en la Plaza de Armas, centro de la ciudad y donde siempre pasa algo divertido.

Al día siguiente tomamos un colectivo que de camino a Pisac nos deja en Ccochawasi, una pequeña reserva de animales rescatados en la zona, cada uno con una historia más trágica. Algunos podrán volver a su entorno, aunque otros tendrán que seguir viviendo en cautividad. Vemos alpacas, llamas, tucanes, monos, osos y hasta cóndores! La visita vale la pena para apoyar la labor de rescate y cuidado de los animales así como la concienciación que llevan a cabo. Aunque es cierto que no disponen de muchos medios y desearíamos ver estos animales en otro entorno.

Continuamos el camino a Pisac, puerta de entrada al conocido como Valle Sagrado de los Incas. Es domingo y día de mercado y misa.

Posteado por: sontushuellaselcamino | 1 octubre, 2018

Postales de Africa desde…Lima

Y cómo ha sido tu primer día de mochilera?

Me siento cansada, pero feliz porque he montado en bici con pedales por primera vez, y papá y mamá no tienen que trabajar!

Los helados son riquísimos…

Lima Limón

Hemos ido a un museo, cómo se les ha ocurrido colgar una piedra con tantos hilos de colores?

Posteado por: sontushuellaselcamino | 30 septiembre, 2018

Lima Limón

25 y 26 de Septiembre de 2018

Empieza nuestra aventura en familia, no nos lo podemos creer! Tantos meses preparando, leyendo y contando los días que faltan…

Nos despedimos de los abuelos en la estación de tren que nos llevará a Madrid, desde donde volaremos a Lima. O mejor dicho, a “lima-limón” como han bromeado con Africa en el control de seguridad, donde le hemos prometido por supuesto un helado de sabor local cuando lleguemos 🙂

Para ir del aeropuerto al centro se puede tomar un colectivo al salir del aeropuerto, pero teniendo en cuenta el cansancio del vuelo y que nos dicen que es un barrio poco seguro decidimos tomar un taxi de los “oficiales” que cuestan 60 soles. Otra opción hubiera sido el Airport Express Lima que cuesta 8 dólares por persona, más o menos lo mismo.

El plan para estos días: disfrutar de la comida (Lima es una de las capitales culinarias más reconocidas) y adaptarnos al nuevo ritmo. Es cierto que ya hemos visitado la ciudad, sino tendríamos que incluir un buen paseo por la parte colonial de la ciudad.

Nos alojamos en Miraflores y desde allí disfrutamos del paseo por la costa, un ratito a pie y otro en bicicleta. Entre parque y parque encontramos un puesto de alquiler de bicicletas y así conseguimos llegar hasta la zona de Barranco, el barrio bohemio de la ciudad.

Puente en Barranco

Comenzamos nuestro segundo día con la visita al MAC, el Museo de Arte Contemporáneo de Lima. Aunque la colección permanente no está disponible, hay tres exhibiciones temporales de distintos artistas de las que podemos disfrutar. Nos ha encantado y sorprendido la propuesta de Milton Becerra, con una piedra enorme en suspensión con hilos de colores!

Y también hemos compartido la visita a otra de las exhibiciones con un grupo de alumnos de un cole cercano.

Reponemos fuerzas y empieza la ruta gastronómica! nos damos el lujo de comer un ceviche y unos anticuchos de pulpo en la Cebicheria La Mar.

Ñam ñam @La Mar

De postre un super helado en Roll & Co, una heladería de una pareja peruano-irlandesa que cada día preparan sus helados caseros frescos en el momento sobre una placa helada, muy sorprendente y delicioso!

De nuevo ruta de parques, a estas alturas nos vemos capacitados para opinar en un “playground-advisor”…

Cerramos el disfrute gastronómico en la pastelería María Almenara, donde además de maravillas dulces tienen una esquinita con juguetes que nos ha permitido leer el periódico cinco minutos.

Merienda @Maria Almenara

Posteado por: sontushuellaselcamino | 21 septiembre, 2018

Santiago, Singapore, Africa, Lima…

Abro los ojos y despierto de un sueño…

Un sueño en el que no me muevo en tuc tuc sino en coche, un sueño en el que no llevo mochila sino el maletín del portátil, un sueño en el que cada noche duermo en el mismo alojamiento, y lo llamo Casa, un sueño en el que los viajes se llaman vacaciones…

Qué rápido han pasado los últimos siete años, parece que fue ayer cuando pedíamos deseos a las estrellas de Sri Lanka.

Y ha sido un sueño muy dulce, en el que las maletas y los aviones nos han seguido acompañando.

Primero quisimos entender aquello de que “el camino empieza cuando acaba el Camino”, y llegamos a Santiago caminando desde el Bierzo.

Después tuvimos la oportunidad de vivir en Singapore, ese “melting pot”, mezcla de todas las culturas asiáticas donde pudimos seguir descubriendo y asombrándonos cada día, y donde conocimos a grandes amigos… una experiencia vital inolvidable!

Y entonces llegó ella! Nuestra hija Africa, cambiándonos la vida de verdad para siempre. Nuestra nueva compañera de viaje, que abre las puertas y despierta las sonrisas con los gestos más sencillos.

Africa en Marruecos

Africa en Marruecos, Marzo de 2017

Y Lima… bueno, Lima es la próxima parada, el punto de partida de la primera pequeña gran aventura en familia!

Posteado por: sontushuellaselcamino | 14 mayo, 2011

El camino empieza…

Alguien nos comentaba hace poco que en Santiago los peregrinos suelen decir que el camino empieza cuando acaba el Camino.
Y en estos momentos en los que se acaba nuestro camino, nuestra aventura, éste nos parece el mejor pensamiento.
Han pasado algo más de 8 meses desde que este par de viajeros con mochilas nuevas aterrizaran en Oaxaca. Los mismos que ahora vacían las maltrechas mochilas, dejando atrás botas bien amortizadas o botes de antimosquitos vacíos.

León, septiembre de 2010

Sri Lanka, 8 meses después

Y desde México hasta Ushuaia, desde Nueva Zelanda hasta Mandalay, más de 100.000km recorridos, 237 días con sus noches, 3 “años nuevos” (el occidental, el Chino y el Budista), 3 continentes, 3 océanos, 24 países y otras tantas fronteras, buses, barcos, trenes, tuc tuc y bicis, miles de picaduras de mosquitos y algún que otro catarro, varios kilos menos, incontables experiencias, infinitas sonrisas, ruinas milenarias, junglas, animales salvajes, ciudades fascinantes, playas de ensueño…
Hacemos balance y no puede ser más positivo, y tranquilamente seguiríamos viajando otros tantos meses. Pero hemos desarrollado la teoría de las 3F, las 3 grandes razones por las que estamos contentos de volver a casa: Family, Friends & Food.
Aunque esta vuelta a casa no es el final del camino, ni el fin de esta aventura será el final de nuestras aventuras. Y es que después de estos meses no parece que conozcamos mucho, sino que el sentimiento es un “sólo sé que no conozco nada”, y ahora el Mundo parece mucho más grande.
Anoche pasó una estrella fugaz por el cielo de Sri Lanka, y al unísono pedimos un deseo: “seguir haciendo camino”.

Older Posts »

Categorías