Posteado por: sontushuellaselcamino | 1 marzo, 2011

Bangkok

22 y 23 de Febrero de 2011

Hemos oído hablar tanto de Bangkok y de su caos, que al llegar casi nos ha parecido una ciudad tranquila y ordenada…

Por error hemos aterrizado en un hotel en la calle más guiri que jamás hemos visto. Es la Kao San, una calle con mil hoteles, restaurantes, pubs, tiendas de recuerdos, vendedores por cada esquina, puestos de comida, y por supuesto unos dos millones de turistas allí concentrados. La parte buena ha sido que teniamos una piscina en la azotea para relajarnos después de los largos días de caminar por la ciudad.
Y siendo la capital de un país mayoritariamente budista y monárquico, aquí encontramos impresionantes pagodas y palacios, con el inconfundible estilo tailandés.

El Gran Palacio ya no es habitado por el rey, pero conserva carrozas, coronas y muchas salas que aún se usan en determinadas ceremonias reales. El lujo y la brillante decoración nos dejan impresionados.
En el mismo recinto, el Wat Phra Kaew, la Pagoda del buda esmeralda, inmensa y ricamente adornada por fuera y por dentro, aloja una pequeña figura de buda muy venerada por los tailandeses.
Y cruzando la calle, el Wat Pho, en el que se puede visitar una enorme escultura de un buda yaciente, la más grande de Tailandia según dicen.

Otro de los templos que hemos podido visitar, el Wat Traimit, nos ha llamado la atención por la historia del buda que alberga. Es una escultura de 5 toneladas, hecha en oro macizo, pero nadie se dio cuenta de que era de oro hasta que al trasladarla de lugar se resquebrajó el estuco que la recubría, vaya sorpresa! Según nuestros cálculos, sólo el oro de esta estatua, podría valer 100.000.000€.
El Museo Nacional sólo abre de miércoles a domingo, y justo el miércoles hay visitas guiadas gratuitas (no en español). Hemos tenido la suerte de poder unirnos a una en inglés, porque es muy posible que hubiéramos acabado perdidos entre tantos objetos y obras de arte que están expuestos.

Además, subimos al Golden Mount, una pagoda en lo alto de una colina con buenas vistas de la ciudad; paseamos por Chinatown, perdiéndonos entre las callejuelas de sus mercados; cruzamos el río en barca para visitar el templo Wat Arun Ratcha; y nos relajamos en el extremadamente tranquilo parque de Lumphini.


Responses

  1. disfrutar de la “aldea de la ciruela silvestre” que veo que tiene mucho que ver y dara mucho de si.
    me llama la atencion tailandia, o siam que parece que me dice más, un pais extenso, rico, con muchos recursos, pero que no fue ajeno a los efectos de la economia mundial por lo que economicamente se estancó.
    probablemente el triplicar la poblacion en cuarenta años sea una de las causas aunque tambien el encontrarse en el centro de una zona muy conflictiva en el siglo pasado.
    aunque por lo que contais no le faltan elementos culturales, desconocidos para nosotros, pero dignos de una visita.

    muchos besos

  2. hola gente viajera, ¡qué bien sienta cuando oimos el dulce timbre de vuestras voces!
    mucho estais viendo pero me temo que no nos vais a transmitir ni una minima parte de tanto como estais conociendo y disfrutando, asi que ya os podeis preparar para hacer fotos y escribir, que luego os olvidais de los detalles…
    a la vista de lo que contais del “pesado buda” ya estoy pensando irmne pallá y poner una empresa de mudanzas…¿sería posible? porwque rentable ya lo creo que sí…
    muchos besos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: