Posteado por: sontushuellaselcamino | 4 abril, 2011

Luang Prabang y Vientiane II

30 y 31 de Marzo de 2011

Desde Laung Nam Tha, el camino nos lleva de nuevo al sur, dándonos una segunda oportunidad de disfrutar de Luang Prabang y Vientiane.
Parece que hemos tenido suerte, y el único día que llueve nos lo pasamos en el bus hasta Luang Prabang. Nada más llegar, de noche y bajo la lluvia, ponemos a prueba nuestras habilidades regateadoras y los nuevos conocimientos del idioma lao. Así, acabamos convenciendo al “tuktukero” de que pagaremos “ha ha ha ha”. No nos reímos de él a la cara, sólo es que “ha” son 5, y 5.000 kip (0,45€) es lo que queremos pagar cada uno para ir al centro.
Además, la experiencia es un grado, y todos los precios parecen haberse incrementado desde nuestra última visita, sólo hace 4 días. Pero tenemos argumentos para no pagar 80.000 kip en el hostel, sino 60.000 como antaño, ó 15.000 por un bocata, sino 10.000.
Esta ciudad es un lugar muy tradicional, en el que es posible ver (previo madrugón!), cómo los fieles dan arroz cada mañana a los monjes y novicios en las calles principales.

Y también pasear por el mercado de la mañana, donde se concentran vendedores de los pueblos de los alrededores con todos los productos imaginables.

Siempre quedan cosas pendientes de ver, y en este caso nos había quedado el Museo del Palacio Real. Fue construido a principios del S.XX como residencia del rey, y es posible visitar las salas donde se recibía a las visitas o las habitaciones de los reyes, así como objetos de su vida “real” y regalos llegados de diferentes países. En el mismo recinto hay un impresionante templo (wat como los llaman por aquí), exquisitamente decorado y muy bien conservado.

Por la tarde llega el momento de las despedidas, nosotros cogemos un bus nocturno a Vientiane, y Ralu y Ramón se quedan un poquito más. Han sido unos inmejorables compañeros de viaje, hemos disfrutado mucho con ellos, y ya les echamos de menos! Pero es sólo un “hasta luego”, esperamos reencontrarnos en unas semanas.

Nuestro bus llega antes del amanecer a la capital, por eso esperamos a que salga el sol en la estación de bus. Todo sale bien, y antes de las 8.30 ya hemos cumplido las misiones del día, que pasan por comprar los billetes a Pakse y encontrar una lavandería.
Así que el resto del día será relajado y lento. Un buen desayuno nos ayuda a despertar, y el café es suficiente como para atrevernos a entrar en el Museo Nacional. Afortunadamente no es muy grande, y las explicaciones son bastante escuetas. Pero nos ha gustado poder ver una de las inmensas jarras de barro que hay en la región de Phonsavan, a la que no llegaremos. Y además, hemos podido atar algunos cabos de la historia reciente del país. Nos reiteramos en lo poco humano que es el ser humano. No entendemos por qué un país tan pacífico y tranquilo como Laos, ha sufrido intensos bombardeos por parte de EEUU en el S.XX. De los que aún quedan miles de bombas sin explotar, que están ralentizando el crecimiento del país, y que suponen un importante peligro para sus habitantes.
Cambiamos de tercio, y para refrescarnos del intenso calor de la tarde, volvemos a nuestra piscina de confianza para dormir la siesta bajo una sombrilla.
Ah! el día también ha dado de sí para un cambio de look. Bueno, sólo un corte de pelo de David, pero cualquier pequeña experiencia tiene más glamour tan lejos!

Hoy también toca bus nocturno. Pero esta vez es un auténtico hotel con ruedas, en el que tenemos una cama bastante cómoda. Sólo deciros que para cuando nos dejaron la botella de agua y las galletitas de cortesía ya debíamos estar en el tercer sueño.


Responses

  1. ¡que bien!
    y que bueno que aprendais idiomas pero lo que nunca espere de vosotros es que “regatearais el pan” a esas gentes, ¡que poco sensibles!
    ¿os creeis que la vida no sube? ¿que la crisis mundial no os llega al tobillo? pues eso, que como aqui la gasolina ya no sube dos pesetes, ahora sube de tres en tres centimos…
    los del desfile de la ofrenda de la mañana ¿que son, los que recolectan el azafran?
    lo que no me imaginaba era que ahi pudierais encontrar arbeyos, o es que son de importacion?

    buen viaje, my arnma!
    y muchos besos

    • ahi donde estais ahora sigue habiendo templos y monumentos monumentales? pues a ver como son, supongo que seran parecidos a los otros, de la misma epoca y estilo ¿no?
      disfrutailo a tope
      muchos besos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: