Posteado por: sontushuellaselcamino | 29 noviembre, 2018

Aldea Luna

17 a 26 de Noviembre de 2018

Y llegamos al Paraíso!

Buscando una opción para hacer WWOFing contactamos con Martín y Elisabeth, los dueños de Aldea Luna. Es un proyecto sostenible en medio de una hermosa Reserva Natural (privada) en la zona de los Yungas de Jujuy.

Sostenible? Reserva Privada? Yungas? Los Yungas son una zona de selva en altura, con una biodiversidad enorme. Y Aldea Luna abarca una gran extensión que ellos han protegido y mantienen y cuidan con ayuda de voluntarios y viajeros de todo el mundo.

Aquí no llega la electricidad ni la señal telefónica, y por supuesto no hay wifi. No hay contaminación de ningún tipo, ya que la carretera más cercana está a media hora y no hay ninguna población alrededor. Sólo se oyen los pájaros y el cencerro de las vacas, junto con las charlas y risas de los voluntarios y viajeros.

El ritmo es muy agradable, en la mañana después de desayunar con pan y mermelada caseros “trabajamos” unas tres horas.

 

Hemos ayudado a reparar el camino por el que se llega, hemos trabajado en la huerta, trasplantado árboles y ayudado a mantener uno de los caminos que recorren la reserva con la ayuda del machete.

 

img_20181122_103426

Después ayudamos a cocinar los deliciosos platos que prepara Elisabeth para comer y disfrutamos de una buena sobremesa con té de menta del jardín.

 

Cada tarde hemos hecho una pequeña caminata con Africa por alguna de las rutas, o si hace sol bajamos a bañarnos y hacer la colada al río.

A la vuelta charlamos en la cocina mientras preparamos la cena, y Africa juega con Anna, la hija de Martín y Elisabeth.

img_20181122_101803

Cuando llegamos sólo está Doro, una voluntaria alemana. Y durante la semana han llegado Cristopher, Nico, Gabi, Edith y María, otros voluntarios y viajeros que han traído muy buena “onda” y hemos disfrutado mucho.

img_20181124_133419

img-20181126-wa0001

No sé cómo resumir en un sólo post la cantidad de buenos momentos que hemos vivido y compartido: la hoguera de la luna llena, ver las luciérnagas alumbrando los árboles en la noche, las tortillas que cocinamos para todos, hacer pan, dormir en la hamaca de Doro fuera de nuestra cabaña, los picnics de nuestras caminatas, las canciones de los chicos con la guitarra frente al fuego, el baño en el río con Anna y Africa, escuchar y ver los cientos de pájaros en la mañana (incluyendo colibrís y tucanes), jugar y cantar con Africa en la hamaca, limpiar el camino con el machete y plantar árboles junto a David… Ha sido una gran experiencia, todos hemos estado felices y relajados y la Reserva es el mejor entorno para disfrutarlo. Escribo estas palabras con un poco de lo que David y yo hemos llamado “depresión post-Aldea Luna”, y sueño ya con poder volver…

 

Anuncios

Responses

  1. […] cierto es que gracias a Doro, la voluntaria alemana con la que compartimos nuestra estancia en Aldea Luna, decidimos hacer un Free Walking Tour. Sin reservas ni precio fijado, nos juntamos a las 10:30 […]

  2. Qué maravilla, qué experiencia tan magnífica y qué post tan hermoso en el que nos transmitíis toda esa buena onda.

    Nos alegramos muchísimo de que estéis disfrutando tanto tanto! Un beso enorme!!

    • Siii, una de las mejores experiencias que hemos vivido, totalmente recomendable 😉

  3. […] disfrutado más todos han sido la comunidad de Chacán y Aldea Yanapay en Lamay, ambos en Perú; y Aldea Luna en el norte de […]

  4. Una gran experiència de vida amb contacte total amb la natura


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: